FAQ – Preguntas más frecuentes

Las preguntas más frecuentes ( FAQs ) que a continuación se exponen le proporcionan respuestas sobre el método y el proceso de Soufflearning .

Conceptos básicos

¿Cómo se preparan los empleados para ser acompañados en sus respectivos lugares de trabajo?

Para muchos empleados, el ser acompañados durante sus tareas en el lugar de trabajo habitual puede resultar una experiencia extraña. Naturalmente, surgirán preocupaciones y preguntas. Los formadores les informarán, por tanto, exactamente de lo que va a suceder durante las sesiones de acompañamiento formativo.

Es conveniente implicar a los trabajadores en la tarea de encontrar el punto de observación adecuado para los formadores durante las sesiones de Soufflearning . Los formadores tendrán siempre previamente una charla breve y personalizada con el empleado con el fin de responder a cualquier pregunta que pueda surgir. Los empleados suelen agradecer que el feedback se concentre únicamente en las charlas individuales (uno a uno con el formador). En cualquier caso, el primer acompañamiento debe de realizarse de manera muy cuidadosa. Después de que los empleados hayan pasado por la experiencia una vez y hayan recibido el feedback de apoyo, normalmente van ganando en confianza y puede comenzarse con el proceso de aprendizaje individual.

¿Qué cualificaciones se requieren para los formadores?

Para Soufflearning, los formadores necesitan intuición y capacidad de adaptación a las diferentes situaciones laborales y a las personalidades. Deberán poseer buenas habilidades comunicativas con el fin de proporcionar feedback detallado y motivador. Los formadores necesitan asimismo tener experiencia en la temática de formación demandada. No debería de ser un problema para ellos el mantenerse en un segundo plano ni el tener que actuar de manera orientada a soluciones en el caso de que surgiesen situaciones difíciles. Los formadores necesitan también ser capaces de mediar entre todos los agentes implicados en el proyecto formativo.

¿De dónde viene la palabra “Soufflearning”?

Soufflearning es un neologismo creado a partir de la palabra alemana “soufflieren” (sugerir, incitar) y “self-learning” (autoaprendizaje), en el lugar de trabajo.

Organización

¿Cómo se aborda la cuestión del tiempo requerido para el aprendizaje durante las horas de trabajo?

Cuando se planifica una sesión de Soufflearning, su comienzo y duración se determinan exactamente desde el principio. La duración depende fundamentalmente de los objetivos de aprendizaje y del número de participantes.

Los empleados tan sólo se ausentarán del trabajo durante las breves charlas de feedback y durante los talleres. El formador se mantiene en contacto con el empleador durante todo el proceso Soufflearning. Si un empleado en concreto necesita más sesiones de acompañamiento, se pueden planificar con antelación los tiempos adecuados.

¿Cuál es la duración necesaria para las sesiones de acompañamiento?

La sesión debería de ser lo suficientemente larga como para permitir observar un suficiente número de situaciones laborales diferentes y para que tenga lugar con posterioridad un feedback profesional y personalizado. Normalmente duran una o dos horas.

¿Cuál debe ser la duración de los talleres?

El taller inicial (kickoff workshop) y el final en Soufflearning no deberían durar más de dos horas cada uno. Por lo que respecta a los talleres sobre temas específicos, su duración dependerá de los temas elegidos y el número de participantes.

Desarrollo in situ

¿Cuál debería ser el ratio entre acompañamiento por parte del formador y secuencias de auto-aprendizaje?

Dependiendo de la rapidez con la que los empleados puedan poner lo que aprenden en práctica, variará el número de sesiones de acompañamiento. Algunos trabajadores requerirán apoyo a través de una temprana segunda sesión. Otros necesitarán más tiempo entre medias y preferirán aprender por sí mismos durante un periodo más largo. Sin embargo, no debería haber más de 3 semanas entre dos acompañamientos; si así fuese, formador y empleado podrían perder las bases ya establecidas.

¿Dónde se posicionan los formadores durante las sesiones de acompañamiento?

El formador siempre permanece en un segundo plano y se concentra fundamentalmente en observar los procesos de trabajo, la interacción con los clientes, el trabajo en equipo, etc. Ni los empleados ni los clientes deberían sentirse interrumpidos ni molestados bajo ninguna circunstancia. Lo mejor es preguntar directamente al empleado. Si al formador le da la impresión de que el empleado acompañado se está sintiendo incómodo, este puede reposicionarse saliendo durante unos minutos y volviendo más tarde. Los formadores tienen siempre que intentar ser empáticos y dar a los empleados tiempo para acostumbrarse a su presencia.

Más concretamente, ¿cuáles van a ser las experiencias de los empleados?

En primer lugar, participarán en un taller en inicial donde adquirirán información acerca de Soufflearning, conocerán al formador y tendrán una sesión de formación interactiva en el tema demandado. Ahí tendrán la posibilidad de hacer preguntas y de prepararse para las primeras sesiones de acompañamiento formativo.

Tan sólo días más tarde, los empleados son acompañados por primera vez y reciben feedback personal a continuación. Averiguan ahí más cosas sobre sus habilidades y sobre las posibles maneras de optimizarlas. En los días posteriores van a tener la oportunidad de practicar lo que han aprendido. Lo siguiente será conversaciones personales y acompañamientos ulteriores.

Al final del proceso, los empleados participan en un taller de cierre e informan acerca de su experiencia y logros adquiridos durante Soufflearning

Comprensión

¿Es posible combinar las ventajas del aprendizaje formal e informal? Y si es así, ¿cómo?

Sí, Soufflearning combina algunas de las principales características de ambas opciones. Las ventajas del aprendizaje informal son las así llamadas del aprendizaje experimental, que es el que sucede durante los procesos reales de trabajo en el entorno laboral. Los participantes adquieren conocimiento empírico y práctico reflejando sus experiencias en actividades diarias. La secuencia es acción-experiencia-reflejo-acción-nueva experiencia. El formador acompaña y modera este importante proceso de reflexión.

Al igual que en el aprendizaje informal, en Soufflearning a menudo se producirán resultados del aprendizaje no planificados ni intencionados en primera instancia. Pero el proceso de aprendizaje no es accidental; del mismo modo que en el aprendizaje formal, la formación está bien organizada y estructurada. El proceso de aprendizaje se acompaña de formadores profesionales con destrezas específicas en la docencia, en la formación de adultos, en orientación y en coaching.

¿Cuantas sesiones de acompañamiento necesitan los empleados?

El número de sesiones por empleado depende de las necesidades individuales. Las conversaciones personales y la primera sesión de acompañamiento pueden ya dar una impresión de la intensidad en la formación necesaria para un empleado en particular. De media, dos o tres acompañamientos por empleado son suficientes para alcanzar resultados positivos.

¿Quién puede realizar Soufflearning en una empresa?

Soufflearning tan sólo puede llevarse a cabo por formadores altamente cualificados que conocen el método y que muestran entusiasmo acerca de esta metodología de formación individualizada y motivadora. Poseen destrezas comunicativas bien desarrolladas y tienen experiencia en los temas de formación demandados.